{01/03} Once I dreamed you: I’m also hurt.

Título del fic: Once I dreamed you.
Título del capítulo: I’m also hurt.
Pareja(s): KangMi. {KangMin, QMi, ninja!KyuMin, ninja!KangTeuk, ninja!KangWon(?)}
Genero: Romance. Angst. One sided love. Friendship.
Clasificación: Todos los públicos.
Descripción: KangIn jamás había prestado atención a Zhou Mi hasta aquella noche donde encontró su corazón llorando por la misma razón por la que el suyo se estaba rompiendo.
Notas del capítulo: [Missing You – 2NE1] Yo’! Os preguntaréis: ¿qué mierda es “KangMi”? Pues así he llamado a la couple de KangIn-ah y ZhouZhou Mi -siempre me burlaré de ese apodo de pasiva que le dice Kui Xian-. Y no es algo nuevo, últimamente tengo un bicho llamado “mi madre” que me mete a KangIn por cada rincón porque es su bias y el mío es Zhou Mi, y después de esta foto supe que tenía que shippearlos y hacer un fic, porque son nuestros bias(?).

Será un fic cortito, de tres capítulos también cortitos que más bien son un one-shot dividido en partes(?). Espero os guste.

——————–

KangIn jamás se había considerado gay. No lo había hecho cuando después de un concierto había terminado enredado entre las sábanas de la cama de EeTeuk con el mismo besándole el pecho después de una sesión de sexo excepcional tras de meses de abstinencia. No lo había hecho cuando había sucumbido ante los varoniles encantos de Choi SiWon y no sólo se había permitido terminar en una cama con él, sino que había aceptado el rol de pasivo. Y por supuesto que no lo había hecho cuando, en la despedida para unirse a su Servicio, SungMin le había tomado desprevenido y lo había besado directo en los labios así sin más antes de huir.

Zhou Mi, por su parte, era un alma libre conforme con su sexualidad. KangIn lo supo desde el momento en que durante las grabaciones de Don’t Don llegó de la mano de un emocionado KyuHyun que lo presento a todos como su pareja, tomando por sorpresa a más de uno, incluido él mismo. Pensó que su entusiasmo duraría poco, el chino parecía ser demasiado arriesgado y salvaje para alguien tan recatado como lo era el nuevo maknae, pero se había equivocado. Ellos seguían ahí, juntos, a pesar de todo. O eso parecía.

YoungWoon suspiró. Las noches desde que volviera del ejército se le hacían eternas sin el infernal agotamiento que sentía apenas terminaban las prácticas diarias que lo tiraba en cama por las escasas siete horas que les permitían dormir. En su lugar, pasaba la mayoría de las noches vagando por el piso en busca de algo que le indujera a la somnolencia. Pero esa vez se había encontrado con una figura en el comedor.

Al encender la luz se encontró con los ojos castaños del único miembro chino que quedaba en el grupo. Estaba sentado en una de las seis sillas que rodeaban la mesa del comedor con una bolsa de frituras de papa abierta y una lata de cerveza frente a él.

-Al menos sé que no soy el único despierto -dijo a modo de saludo sentándose en la silla justo frente a él-. Pensé que llegarías mañana.

El otro hombre solamente se encogió de hombros y sacó una nueva fritura de la bolsa-. A juzgar por los ruidos de esa habitación, Kui Xian también lo pensaba -apenas susurró mirando a la habitación que compartía con el menor cuando pasaba por los dormitorios.

KangIn miró en la misma dirección y estuvo a punto de preguntar cuando un sonido casi animal salió de esa puerta, ahogando el sonido de la papa resquebrajándose entre los dientes del chino. Él conocía ese tipo de sonidos, era un sonido de sexo. Volvió su mirada al chino que de nuevo se encogió de hombros completamente desinteresado.

-La primera vez lo perdoné porque prometió que no lo haría más, y yo le creí -comenzó a explicar con el mismo desinterés, pero con el cansancio y la tristeza palpables en su voz de terciopelo-. La segunda me enfadé, discutimos y terminamos en la cama. Nuevamente lo perdoné. La tercera, cuarta y quinta grité, rompí cosas, armé las maletas y amenacé con irme; pero él se aferró a mí, y yo me quedé. Después de la sexta dejé de enfadarme, porque es una batalla imposible. Yo lo dejo ser, finjo que no sé y él lo sigue haciendo.

El mayor abrió la boca con intenciones de hablar, pero nada salió. En cambio, Zhou Mi dejó salir un suspiro cansado. Sin saber porqué, la furia comenzó a quemar en el cuerpo del coreano que seguía con los ojos puestos en la puerta cerrada que en ese momento albergaba al imbécil aquél y a saber a quién más.

-¿Quién está con él? -exigió mirando a Zhou Mi con el ceño fruncido y los labios apretados. De pronto tenía unas enormes ganas de pegar a alguien, quien fuera.

-No sé, tampoco me interesa, hyung.

KangIn lo miró unos instantes más antes de levantarse completamente fúrico en dirección al cuarto del menor del grupo con claras intenciones de abrir la puerta y descubrir con quién estaba. Era tan imbécil que seguro no había echado el cerrojo. Pero la mano del chino se lo impidió. No había notado en qué instante se había levantado a seguirlo, pero ahora estaba a su lado con la mano puesta sobre la manija impidiéndole tocarla. Iba a gritarle cuando el otro hablo con esa misma parsimonia en la voz:

-La abriré yo, se supone que es mi novio quien está dentro -apenas dijo antes de girar la mencionada perilla.

En efecto, el menor no había puesto el cerrojo. Cuando Zhou Mi abrió la puerta, YoungWoon pudo ver como SungMin rápidamente se alejaba del maknae para cubrir su desnudez con cualquier cosa que estuviera cerca.

La furia desapareció del cuerpo del hombre tan rápido como había llegado para dejar en su lugar un enorme hueco que dolía y sabía a traición. Volvió la mirada al más alto para encontrar su rostro falto de expresión que miraba directamente a los ojos oscuros de KyuHyun. El menor le devolvía la mirada con un deje de arrepentimiento y dolor en sus ojos.

KangIn tomó la mano de Zhou Mi y lo alejó de ahí antes de cerrar la puerta.

-Lo siento -dijo sin saber bien sobre qué se disculpaba.

-Yo también -respondió el chino-. Esperaba que no fuera SungMin.

SungMin.

KangIn volteó una vez más hacia la puerta nuevamente cerrada. ¿Por qué le dolía el pecho al escuchar ese nombre? ¿Por qué sentía como si le hubieran clavado una estaca justo en el corazón? Dolía, ciertamente dolía, ¿por qué dolía?

-Deberías ir a la cama, ya es tarde -susurró Zhou Mi desde la puerta ya abierta del departamento llevando con él sus dos maletas. YoungWoon pensó que debería ser demasiado sigiloso para que fuera la segunda vez que se moviera sin notarlo. O él era demasiado idiota.

-¿Iras con las chicas de f(x)? -preguntó él, aún con la mirada perdida.

-Preferiría no explicarle todo a Qian, pero no puedo estar acá, hyung.

El coreano le miró unos segundos más antes de sentir que tenía la obligación de dejarle en un lugar seguro, pero más bien era para asegurarse que no intentaría suicidarse o algo, aunque el chino parecía demasiado inteligente como para hacer algo de esa naturaleza.

-Si esperas unos diez minutos a que me ponga algo decente, puedo llevarte a algún hotel -sugirió recibiendo un único asentimiento como respuesta.

Quince minutos después YoungWoon conducía por las calles despejadas de Seúl. Eran cerca de las tres de la mañana, de modo que los únicos en la calle eran ellos y otro par de carros. De vez en vez miraba a Zhou Mi que a su vez tenía la los ojos puestos en el parabrisas sin expresión alguna.

KangIn se sentía extraño, como si no reconociera al hombre a su lado. ¿Y aquella sonrisa que tenía a sus fans babeando por él? ¿Y la personalidad deslumbrante? ¿Dónde había quedado la risa como de terciopelo que alguna vez había conocido? El chino parecía una estatua con esa expresión fría en el rostro. No era que el mayor esperara lágrimas o algo parecido, pero al menos un poco de sentimiento.

-Hyung -lo llamó, alertando a KangIn, que no había notado que se había quedado mirándolo sin hacerlo en realidad-, ¿sería desconsiderado de mi parte pedirle que beba conmigo?

El mayor soltó un suspiro. Por supuesto que era desconsiderado, ¿qué acaso el chino no recordaba que era un alcohólico rehabilitado? Pero por otra parte no creía que fuera buena idea negarse a acompañarlo. Debía sentirse como una verdadera mierda y sólo quería un poco de alcohol y compañía.

-El alcohol no va a arreglar nada -dijo, pero la expresión de Zhou Mi no cambió en lo absoluto-. Vale, me detendré en la siguiente tienda abierta y te compraré una cerveza y una Coca-Cola para mí -finalmente accedió ganándose por fin una pequeña sonrisa por parte del chino.

——————

-¿No deberías haber ido tras él? -cuestionó SungMin cuando terminó de vestirse mientras observaba al maknae sentado en la cama con la cara escondida entre las rodilla.

-¿Te parece que tengo derecho de hacerlo? Soy un idiota, un verdadero idiota -su voz sonaba ahogada, no solamente porque su rostro estuviera cubierto, sino porque el mayor sabía que había estado llorando en silencio un buen tiempo.

SungMin no sabía si irse antes de que Zhou Mi pudiera volver o quedarse consolando al menor, decidiéndose por lo último, después de todo aquello era su culpa también.

-Si lo quieres tanto, ¿por qué sigues haciendo eso?

-¿Qué no acabas de escuchar cuando dije que era un idiota? -replicó limpiándose las lágrimas- Se ha ido con KangIn hyung. ¿Crees que se acueste con él por mi culpa?

-¡No! -el grito del mayor asustó a KyuHyun, que dio un salto-. Quiero decir, YoungWoon es inteligente, no lo dejaría hacerlo…

El maknae le miró con esos ojos rojos e hinchados y después soltó un gemido de dolor.

-Debiste confesarte cuando pudiste, tal vez entonces no hubiera pasado esto.

-Definitivamente eres idiota. Habría sido otro de no ser yo. KyuHyun-ah, si de verdad amaras a Zhou Mi no lo engañarías todo el tiempo.

-Si amaras a KangIn, no te seguirías acostando conmigo -repitió recostándose sobre la cama-. MiMi va a terminar conmigo ahora sí. ¿Cómo se supone que viva sin él?

SungMin dejó salir un suspiro y se encogió de hombros, desembarazándose de todo el asunto-. Al menos tú tuviste a Zhou Mi, después de esto YoungWoon ni siquiera me mirará a los ojos de nuevo. Somos unos idiotas -fue lo último que dijo antes de salir de la habitación dejando al menor dentro de ella comenzando a llorar de nuevo.

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s